Skip to main content
Buscar

ENTREVISTA DANIEL MUÑOZ, FUNDADOR DE FRANKFURT PIPOL

ENTREVISTA

Miércoles 26 de agosto de 2020, Calafell (Tarragona).

Daniel Muñoz: “En Frankfurt Pipol apostamos por la máxima calidad de productos y de materias primas”

 

Daniel Muñoz, fundador de la conocida cadena Frankfurt Pipol, nos cuenta cómo afrontó y superó la difícil crisis sanitaria del COVID-19. Una crisis que empezó a mediados de marzo de 2020 y que, aún hoy, no sabemos a ciencia cierta cómo nos a afectará el próximo otoño e invierno de 2020 y 2021.

 

¿Por qué decidiste poner en marcha Frankfurt Pipol?

Frankfurt  Pipol nació de una ilusión y un sueño, con un nombre extraído de una manera un tanto peculiar ya que nos inspiramos en la palabra en inglés people, escrita tal y como se pronuncia. Nuestro camino comenzó en plena crisis económica en el año 2009 por lo que, muy a nuestro pesar, tenemos experiencia en afrontar y superar crisis. Empezamos en la localidad de Calafell (Tarragona) en un local que se encuentra a nivel de calle junto a los MCB Cinemas. En 2018 abrimos nuestro local Frankfurt Pipol de Blanes (Girona), junto a los Ocine de Blanes y, finalmente, en 2019 inauguramos nuestro local Frankfurt Pipol de la Rambla de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

 

¿Qué sueño perseguía Frankfurt Pipol?

Queríamos crear un Frankfurt totalmente innovador y precursor en la comida fastfood, alejado del típico Frankfurt. Para ello apostamos por la máxima calidad de los productos y por una excelente atención al cliente. Desde nuestros inicios hemos querido ser un referente tanto en la elección de nuestros productos como en la rigurosa selección de nuestras materias primas.

 

¿Cómo te afectó el estado de alarma decretado por el gobierno?

Supongo que como a todo el mundo. Fueron momentos muy difíciles. Por suerte teníamos un buen colchón para poder tirar adelante con todos los gastos y pudimos abrir los locales de Blanes (Girona) y de Calafell (Tarragona) cuando en Barcelona aún no estaba permitido. Aunque solo hemos tenido que pagar el 50 % del alquiler durante el confinamiento, el resto de gastos como la luz, el agua, el gas y los servicios de telefonía, entre otros, no han cesado. Por desgracia, nos vimos obligados a llevar a cabo un ERTE con nuestros diecinueve trabajadores de los cuales, a fecha de hoy, cuatro aún no han cobrado nada.

 

¿Destacarías algo positivo de la crisis?

Es muy difícil destacar algo positivo cuando hay tanta gente que lo ha pasado y lo está pasando mal. Personalmente, creo que la salud es lo más importante y, por suerte, toda mi familia está bien. ¿Comercialmente? Durante el confinamiento, periodo en el que no se nos estaba permitido abrir, aprovechamos para mejorar y ampliar nuestra página web y nuestros canales digitales como Instagram y Facebook. También hemos notado un ligero incremento de las comandas para llevar, seguramente de clientes que tienen gente mayor o niños a su cargo y que no quieren arriesgarse. ¿Lo que más nos ha reconfortado? El inmenso apoyo y cariño de nuestros clientes que, incluso antes de que volvieran a abrir los cines, el 50 % aproximadamente de ellos regresó expresamente para vernos y volver a comer nuestros frankfurts. Eso, no tiene precio.

 

¿Crees que el take away y el delivery pueden convertirse en una opción?

Efectivamente, creo que el take away y delivery pueden ser un buen complemento para sobrellevar mejor esta crisis, pero también creo que somos latinos y que la gente prefiere salir a la calle y compartir con su familia y amigos. ¡Todos hemos visto como se han llenado las terrazas de todos los bares y restaurantes del país!  ¡Somos así! Es algo muy de aquí.

 

Es verdad. Y nuestro clima ayuda. ¿Cómo crees que los clientes van a actuar en invierno?

Por suerte, nosotros tenemos unas terrazas de grandes dimensiones que nos permiten poder atender a muchos clientes respetando siempre la distancia de seguridad. Para el invierno, como siempre, tenemos preparadas unas estufas para hacer más agradable la estancia en la terraza. De todas formas, como decía, creo que la gente no tendrá problema en entrar al interior de un local que claramente, como lo hacemos nosotros, cumpla a raja tabla todas las normas de higiene y seguridad.

 

Hablando de normas de higiene y seguridad, ¿cómo se lo han tomado tus clientes?

En general muy bien. Alguna vez ha entrado un cliente despistado y sin mascarilla, pero enseguida que le hemos llamado la atención, se la ha puesto rápidamente. Creo que es más un tema de descuido que no de desinterés o incivismo. Además, en Frankfurt Pipol, nuestra prioridad siempre ha sido el orden y la limpieza, ¡y es que cuando un cliente entra en un bar o restaurante es lo primero que ve! Por eso, por ejemplo, nosotros siempre hemos desinfectado todas las mesas después de cada uso. Además de tener un dispensador de gel hidroalcohólico en la entrada y otro en la zona de cajas, tenemos códigos QR para que los clientes puedan acceder cómodamente a la carta y hemos anulado algunas mesas para asegurar que se mantienen las distancias de seguridad. La verdad es que todos nuestros clientes lo entienden y, es más, creo que agradecen estas normas.

 

¿Te has sentido arropado por el sector? ¿Y por tus proveedores?

La verdad es que el sector de la restauración es muy grande y cada uno tiene sus problemas. Es cierto que en estos momentos cualquier tipo de ayuda, puede ser vital. Por ejemplo, estamos muy agradecidos del apoyo de algunas marcas como Risso que, desinteresadamente, nos ofreció unos dispensadores de salsas. Los clientes son conscientes que estos dispensadores no se pueden manipular y que su utilización es muy higiénica, por lo que también nos ha ayudado a transmitir confianza a nuestros clientes. ¡Hemos sido los primeros del país en tener estos dispensadores!

 

¿Destacarías alguna cualidad de los productos Risso?

Como decía antes, una de las prioridades de Frankfurt Pipol es la calidad de los productos y de las materias primas. Por eso nos gusta trabajar con Risso, que posee una gama muy amplia de salsas y todas de gran calidad. Por ejemplo, todos los clientes nos preguntan por la Salsa Hannibal Risso® y nos felicitan por su increíble sabor. Cuando uno tiene un negocio como el nuestro, estos pequeños momentos son la mejor recompensa.

 

¿Cómo te imaginas el futuro de Franfurt Pipol?

Espero que encontremos pronto una vacuna para el COVID-19 para que los ciudadanos dejen de sufrir y para que todos podamos volver a disfrutar como lo hacíamos antes, sin prisas y con tranquilidad. Esperamos seguir teniendo el éxito que hemos tenido hasta ahora, fruto de la autenticidad, la experiencia y un ambiente al que es imposible no sumarse. Nuestra expansión continúa, pero con unos ideales claros a seguir desde el inicio: mantener y mejorar la calidad de nuestros productos y servicios como esencia base en Frankfurt Pipol.